SE CAYÓ EL PASE

Rodrigo Arciero no pasó la revisación médica y se frustró su llegada a Central

Por su lesión ligamentaria sufrida hace un año, se realizaron estudios complementarios que no tuvieron el resultado esperado y no jugará en el Canalla.


Cuando durante la tarde de este lunes Rodrigo Arciero realizó la revisación médica, algo le generó dudas al dr. Hernán Giuria, facultativo al frente del plantel auriazul. Más allá que se sabía que en enero de 2019 fue intervenido por una lesión ligamentaria en su rodilla derecha y hasta ya había vuelto a las canchas en el semestre pasado (jugó 8 de los 16 partidos del Taladro en la Superliga), el profesional notó que algo no estaba bien.

Por lo tanto, en la mañana de este martes se le practicaron estudios complementarios enfocados de lleno en la articulación y de acuerdo al análisis del cuerpo médico auriazul, no era recomendable correr el riesgo de contratar un futbolista que pueda sufrir una nueva lesión o deba ser operado nuevamente. Por lo tanto, se frustró su llegada al Canalla.

Ante esta chance trunca, se prevé que los directivos aceleren aún más por Damián Martínez, ya que si bien la intención primordial era que además de Arciero se sume otro marcador de punta por derecha, ahora con más razón los cañones apuntan al defensor que pertenece en porcentajes iguales a Unión de Santa Fe e Independiente.

Hasta el momento, la negociación con el club de la capital provincial (dueño del ciento por ciento de los derechos federativos) está tirante, si bien los números que ofrece Central están cerca de las pretensiones para vender la mitad del pase, hay dos trabas fundamentales: el entrenador, Leonardo Madelón, no quiere desprenderse de un titular a tan poco de reanudar la Superliga y la entidad de Arroyito debe mejorar la forma de pago.

Cabe recordar que aún sigue vigente uno de los primeros nombres que se mencionó, Marcelo Weigandt. Resulta que su llegada a préstamo por un año desde Boca, que parecía resolverse de forma sencilla, se complicó porque no hubo acuerdo con Nahuel Molina para la renovación de su vínculo que vence a mediados de año y por ende, mientras esto no pase, no sólo quedará separado del plantel de primera sino que no liberarán al juvenil de 19 años.

Matías Caruzzo activó la cláusula de rescisión y volverá a Argentinos Juniors